enviar burofax por impago alquiler

Enviar burofax para echar a un inquilino: ¿Sí o no?

Si eres propietario de un inmueble que no utilices, la mejor opción para rentabilizarlo es ponerlo en alquiler. En algunas ocasiones, aún con todo el papeleo bien hecho, las cosas salen mal y el inquilino incumple su parte del contrato dejando de pagar el alquiler. Lo primero que hay que hacer es mantener la calma y seguir los procedimientos marcados. En muchas ocasiones se escucha la opción de mandar un burofax para echar a un inquilino pero, ¿es esto lo primero que debemos hacer? ¿Es obligatorio enviarlo? ¡Te lo contamos!

Alquila tu inmueble con toda la tranquilidad → Pack gestión de alquileres

Mi inquilino no me paga, ¿qué hago?

En primer lugar habla con tu inquilino. Indícale que te debe el alquiler de manera educada, siempre hay que dejar el beneficio de la duda por si simplemente ha sido un retraso, un despiste o algo puntual. Pero si tras avisar verbalmente o de manera escrita informal, el inquilino sigue sin hacer frente a su deuda, es posible que haya que tramitarlo de manera legal. Así que tendrás que contactar con un abogado especializado en desahucios por impago que te asesore sobre los pasos a seguir. Con alternativas como el desahucio exprés, los trámites para echar al inquilino moroso de tu casa se agilizarán.

En algunas ocasiones se habla de enviar un burofax para que quede constancia de la reclamación de la deuda pero, ¿merece la pena? En primer lugar, debemos aclarar que el envío del burofax no es obligatorio por ley y, un inquilino que no responde a los avisos amistosos, es probable que no recoja un burofax.

En realidad, el principal motivo para enviar un un burofax por impago de alquiler, es pensar que la situación puede finalizar con una demanda de desahucio y quiera evitar que el inquilino pueda enervar. ¿Qué significa esto? Que tras poner una demanda de desahucio, el inquilino puede ponerse al día de la deuda completa, dando como resultado una enervación. Esto se traduce en que el inquilino puede seguir en el inmueble pero tendrá que pagar las costas del proceso judicial y no podrá volver a enervar en caso de otra situación igual. Esto se podría evitar mediante burofax.

Inconvenientes de enviar un burofax

El problema de enviar un burofax es que los procesos se van a alargar. En el burofax se suele dar un plazo de pago al inquilino, habitualmente de 30 días para que haga frente a su deuda. En caso de querer interponer una demanda, no será posible hasta finalice ese plazo, retrasando ya el proceso de desahucio.

Pero además, es muy probable que el moroso no recoja el burofax o lo que sería peor, que lo recogiera el último día, alargando 30 días más el plazo para pagar y para interponer una demanda.

Arredondo Legal, especializados en desahucio por impago

Si aún tienes dudas sobre mandar un burofax para echar a un inquilino, ponte en contacto con nosotros. Contamos con abogados especializados en desahucios con un 80% de casos de éxito. Te asesoramos y te acompañamos en todo el proceso para que recuperes tu inmueble cuanto antes.

¡Solicita más información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *